Espacios naturales 

Un paraíso de agua dulce

Si te gusta la naturaleza y practicar deportes acuáticos, Extremadura te ofrece un sinfín de planes. ¿Sabías que es la región con más kilómetros de costa de agua dulce de la Península?

  1. Ven a Extremadura
  2. Un paraíso de agua dulce

De lo más refrescante

Si te gusta la naturaleza y practicar deportes acuáticos, Extremadura te ofrece un sinfín de planes. ¿Sabías que es la región con más kilómetros de costa de agua dulce de la Península?

Si quieres disfrutar de un buen baño en plena naturaleza, nada mejor que descubrir los cursos de agua dulce que Extremadura te ofrece. Lugares totalmente acondicionados como el embalse de Orellana, donde puedes pasar un perfecto "día de playa" o rincones mágicos como las piscinas naturales en la comarca de La Vera o Las Hurdes, te asegurarán momentos inolvidables.

El embalse de Orellana, en plena comarca de La Serena, posee una playa de agua dulce con bandera azul, siendo única playa de interior con esta distinción en España. Se trata de una playa artificial perfectamente preparada. Un lugar ideal, además, para adentrarse en la naturaleza extremeña. No en vano, forma parte de una Zona de Especial Protección para las Aves. Si eres aficionado a la pesca, el de Orellana es uno de los mejores embalses para su práctica. En sus aguas habitan black bass, carpas, lucios y barbos principalmente. Además, se pueden practicar deportes náuticos como el windsurf, la vela o el piragüismo.

Si lo que quieres es pasar el día en una piscina natural, en Extremadura tienes dónde elegir.

Las Hurdes poseen una gran riqueza natural y disponen de numerosas zonas de baño donde aliviar las altas temperaturas del verano. Si eres amante de las emociones fuertes, es una zona perfecta para los deportes de aventura, como el rafting, por tener muchos ríos, y algunos con mucho caudal. Además, existen numerosas pozas naturales para el baño: Las Mestas, Sauceda, Ovejuela, Pinofranqueado, Casar de Palomero, Nuñomoral, Caminomorisco, y Riomalo de Abajo, entre otras.

Además de Las Hurdes, las piscinas naturales de la comarca de La Vera son lugares perfectos para tomar un baño, con aguas de gargantas que proceden de la sierra, como la Garganta de Alardos o la Garganta de Jaranda, así como numerosas piscinas naturales como El Trabuquete o el Lago de Jaraíz de la Vera

Destaca poderosamente la reserva Natural de la Garganta de los Infiernos, en pleno corazón del Valle del Jerte. Para llegar hace falta caminar más o menos 1km, pero merece la pena, ya que el río moldea la roca dejando una serie de piscinas naturales de gran belleza.

Estas y muchas más son algunas de las piscinas naturales que podrás encontrar en Extremadura.

Galería:

Te puede interesar