Eventos 

Fiestas de primavera en Extremadura

Varias fiestas de Interés Turístico marcan una estación de luz y color en la que Extremadura brilla con luz propia.

  1. Ven a Extremadura
  2. Fiestas de primavera en Extremadura

La celebración de la primavera y de la Semana Santa dan el pistoletazo de salida a una estación llena de celebraciones en las tierras extremeñas.

Varias fiestas de Interés Turístico marcan una estación de luz y color en la que Extremadura brilla con luz propia.

Con la llegada de la primavera, Extremadura vive una explosión de colores, que van del verde al blanco más puro, y que cambia la faz de los campos. El acontecimiento señero de este cambio es la floración de más de un millón de cerezos en el Valle del Jerte, que se produce a finales del mes de marzo. Un espectáculo único que no puedes perderte, y que podrás completar con la visita del Parque Nacional de Monfragüe y al Festival de las aves de Cáceres (en mayo), en el que podrás disfrutar de la riqueza ornitológica de esta ciudad Patrimonio de la Humanidad.

Con la primavera también llegan a Extremadura fiestas y tradiciones, cargada de simbolismo. Ejemplo de ello es la celebración primeros de mayo de la fiesta de la Santa Cruz (en Feria, Badajoz); para seguir a mediados del mismo mes con la Batalla de la Albuera, una recreación histórica de la batalla que libraron los habitantes de esta población contra las tropas napoleónicas. Asimismo, la Fiesta Nacional del Queso de Trujillo, en la que podrás descubrir la gran variedad de quesos que se fabrican en Extremadura, entre los que destaca su famosa torta del Casar y el queso de La Serena; y La chanfaina, que se celebra el último domingo de abril en Fuente de Cantos (Badajoz), así como el Salón del Jamón Ibérico de Jerez de los Caballeros (también en la provincia pacense).

Pero si de verdad hay una festividad que levanta pasiones y que se vive con intensidad en Extremadura esa es la de la Semana Santa. Prueba de ello es la Semana Santa de Cáceres, declarada fiesta de interés turístico internacional, la Semana Santa de Mérida, en la que se lleva a cabo un imponente viacrucis en su anfiteatro romano, que la ha hecho merecedora de su reconocimiento como fiesta de Interés Turístico Nacional; la Pasión Viviente de Oliva de la Frontera y Los Empalaos, de Valverde de la Vera, ambas declaradas fiestas de interés turístico de Extremadura.

 

 

 

Galería:

Te puede interesar